martes, 27 de mayo de 2014

Entrevista al Dr. Jorge Iván Carvajal Posada

¿Qué es la enfermedad?
Es un maestro, una oportunidad para organizar una armonía superior en nuestra propia vida, a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

¿Qué enferma primero, el cuerpo o el alma?
El alma no puede enfermar, porque es lo que hay perfecto en ti, el alma evoluciona, aprende. En realidad, buena parte de las enfermedades son todo lo contrario: son la resistencia del cuerpo emocional y mental al alma. Cuando nuestra personalidad se resiste al designio del alma es cuando enfermamos.

 La Salud y Las Emociones
¿Hay emociones perjudiciales para la salud? ¿Cuáles son las que más nos perjudican?
Un 70 por ciento de las enfermedades del ser humano vienen del campo de conciencia emocional. Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, reprimidas. El temor, que es la ausencia de amor, es la gran enfermedad, el común denominador de buena parte de las enfermedades que hoy tenemos. Cuando el temor se queda congelado afecta al riñón, a las glándulas suprarrenales, a los huesos, a la energía vital, y puede convertirse en pánico.
¿Nos hacemos los fuertes y descuidamos nuestra salud?
De héroes están llenos los cementerios. Te tienes que cuidar. Tienes tus límites, no vayas más allá. Tienes que reconocer cuáles son tus límites y superarlos porque si no los reconoces, vas a destruir tu cuerpo.
¿Cómo nos afecta la ira?
La ira es santa, es sagrada, es una emoción positiva porque te lleva a la autoafirmación, a la búsqueda de tu territorio, a defender lo que es tuyo, lo que es justo. Pero cuando la ira se vuelve irritabilidad, agresividad, resentimiento, odio, se vuelve contra ti, y afecta al hígado, la digestión, el sistema inmunológico…
¿La alegría por el contrario nos ayuda a estar sanos?
La alegría es la más bella de las emociones porque es la emoción de la inocencia, del corazón, y es la más sanadora de todas, porque no es contraria a ninguna otra. Un poquito de tristeza con alegría escribe poemas. La alegría con miedo nos lleva a contextualizar el miedo y a no darle tanta importancia.
¿La alegría suaviza el ánimo?
Sí, la alegría suaviza todas las otras emociones porque nos permite procesarlas desde la inocencia. La alegría pone al resto de las emociones en contacto con el corazón y les da un sentido ascendente. Las canaliza para que lleguen al mundo de la mente.
¿Y la tristeza?
La tristeza es un sentimiento que puede llevarte a la depresión cuando te envuelves en ella y no la expresas, pero también puede ayudarte. La tristeza te lleva a contactar contigo mismo y a restaurar el control interno. Todas las emociones negativas tienen su propio aspecto positivo, las hacemos negativas cuando las reprimimos.
¿Es mejor aceptar esas emociones que consideramos negativas como parte de uno mismo?
Como parte para transformarlas, es decir, cuando se aceptan fluyen, y ya no se estancan, y se pueden transmutar. Tenemos que canalizarlas para que lleguen desde el corazón hasta la cabeza.
¡Qué difícil!
Sí, es muy difícil. Realmente las emociones básicas son el amor y el temor (que es ausencia de amor), así que todo lo que existe es amor, por exceso o defecto. Constructivo o destructivo. Porque también existe el amor que se aferra, el amor que sobreprotege, el amor tóxico, destructivo.
¿Cómo prevenir la enfermedad?
Somos creadores, así que yo creo que la mejor forma es creando salud. Y si creamos salud no tendremos ni que prevenir la enfermedad ni que atacarla, porque seremos salud.
¿Y si aparece la enfermedad?
Pues tendremos que aceptarla porque somos humanos. También enfermó Krishnamurti de un cáncer de páncreas y no era nadie que llevara una vida desordenada. Mucha gente muy valiosa espiritualmente ha enfermado.
Debemos explicarlo para aquellos que creen que enfermar es fracasar. El fracaso y el éxito son dos maestros, pero nada más. Y cuando tú eres el aprendiz, tienes que aceptar e incorporar la lección de la enfermedad en tu vida.
Cada vez más personas sufren ansiedad…
La ansiedad es un sentimiento de vacío, que a veces se vuelve un hueco en el estómago, una sensación de falta de aire… Es un vacío existencial que surge cuando buscamos fuera en lugar de buscar dentro. Surge cuando buscamos en los acontecimientos externos, cuando buscamos muletas, apoyos externos, cuando no tenemos la solidez de la búsqueda interior. Si no aceptamos la soledad y no nos convertimos en nuestra propia compañía, vamos a experimentar ese vacío y vamos a intentar llenarlo con cosas y posesiones. Pero como no se puede llenar con cosas, cada vez el vacío aumenta.
¿Y qué podemos hacer para liberarnos de esa angustia?
La angustia no se puede pasar comiendo chocolate, o con más calorías, o buscando un príncipe azul afuera. La angustia se pasa cuando entras en tu interior, te aceptas como eres y te reconcilias contigo mismo. La angustia viene de que no somos lo que queremos ser, pero tampoco lo que somos, entonces estamos en el “debería ser”, y no somos ni lo uno ni lo otro.
El estrés es otro de los males de nuestra época…
El estrés viene de la competitividad, de que quiero ser perfecto, quiero ser mejor, de que quiero dar una nota que no es la mía, de que quiero imitar. Y realmente sólo se puede competir cuando decides ser tu propia competencia, es decir, cuando quieres ser único, original, auténtico, no una fotocopia de nadie. El estrés destructivo perjudica el sistema inmunológico. Pero un buen estrés es una maravilla, porque te permite estar alerta y despierto en las crisis, y poder aprovecharlas como una oportunidad para emerger a un nuevo nivel de conciencia.
¿Qué nos recomendaría para sentirnos mejor con nosotros mismos?
La soledad. Estar con uno mismo cada día es maravilloso. Estar 20 minutos con uno mismo es el comienzo de la meditación; es tender un puente hacia la verdadera salud; es acceder al altar interior, al ser interior. Mi recomendación es que la gente ponga su despertador 20 minutos antes para no robarle tiempo a sus ocupaciones. Si dedicas, no el tiempo que te sobra, sino esos primeros minutos de la mañana, cuando estás fresco y descansado, a meditar, esa pausa te va a recargar, porque en la pausa habita el potencial del alma.
¿Qué es para usted la felicidad?
Es la esencia de la vida. Es el sentido mismo de la vida, encarnamos para ser felices, no para otra cosa. Pero la felicidad no es placer, es integridad. Cuando todos los sentidos se consagran al ser, podemos ser felices. Somos felices cuando creemos en nosotros, cuando confiamos en nosotros, cuando nos encomendamos transpersonalmente a un nivel que trasciende el pequeño yo o el pequeño ego. Somos felices cuando tenemos un sentido que va más allá de la vida cotidiana, cuando no aplazamos la vida, cuando no nos desplazamos a nosotros mismos, cuando estamos en paz y a salvo con la vida y con nuestra conciencia.

 Vivir el Presente
¿Es importante vivir en el presente? ¿Cómo lograrlo?
Dejamos ir el pasado y no hipotecamos la vida a las expectativas de futuro cuando nos volcamos en el ser y no en el tener. Yo me digo que la felicidad tiene que ver con la realización, y ésta con la capacidad de habitar la realidad. Y vivir en realidad es salir del mundo de la confusión.
¿Tan confundidos estamos, en su opinión?
Tenemos tres ilusiones enormes que nos confunden. Primero creemos que somos un cuerpo y no un alma, cuando el cuerpo es el instrumento de la vida y se acaba con la muerte. Segundo, creemos que el sentido de la vida es el placer; pero a más placer no hay más felicidad, sino más dependencia. Placer y felicidad no es lo mismo. Hay que consagrar el placer a la vida y no la vida al placer. La tercera ilusión es el poder; creemos tener el poder infinito de vivir.
¿Y qué necesitamos realmente para vivir?, ¿acaso el amor?
El amor, tan traído y tan llevado, y tan calumniado, es una fuerza renovadora. El amor es magnífico porque crea cohesión. En el amor todo está vivo, como un río que se renueva a sí mismo. En el amor siempre uno puede renovarse, porque todo lo ordena. En el amor no hay usurpación, no hay desplazamiento, no hay miedo, no hay resentimiento, porque cuando tú te ordenas porque vives el amor, cada cosa ocupa su lugar, y entonces se restaura la armonía. Ahora, desde la perspectiva humana, lo asimilamos con la debilidad, pero el amor no es débil.
Nos debilita cuando entendemos que alguien a quien amamos no nos ama…
Hay una gran confusión en nuestra cultura. Creemos que sufrimos por amor, que nuestras catástrofes son por amor… pero no es por amor, es por enamoramiento, que es una variedad del apego. Eso que llamamos habitualmente amor es una droga. Igual que se depende de la cocaína, la marihuana o la morfina, también se depende del enamoramiento. Es una muleta para apoyarse, en vez de llevar a alguien en mi corazón para liberarlo y liberarme. El verdadero amor tiene una esencia fundamental que es la libertad, y siempre conduce a la libertad.
Pero a veces nos sentimos atados a un amor…
Si el amor conduce a la dependencia es eros. Eros es un fósforo, y cuando lo enciendes se te consume rápidamente, en dos minutos ya te quemas el dedo. Hay muchos amores que son así, pura chispa. Aunque esa chispa puede servir para encender el leño del verdadero amor. Cuando el leño está encendido produce el fuego, Ese es el amor impersonal, que produce luz y calor.
¿Puede darnos algún consejo para alcanzar el amor verdadero?
Solamente la verdad. Confía en la verdad; no tienes que ser como la princesa de los sueños del otro, no tienes que ser ni más ni menos de lo que eres. Tienes un derecho sagrado, que es el derecho a equivocarte; tienes otro, que es el derecho a perdonar, porque el error es tu maestro. Ámate, sincérate y considérate. Si tú no te quieres, no vas a encontrar a nadie que te pueda querer. El amor produce amor. Si te amas, vas a encontrar el amor. Si no, vacío. Pero nunca busques una migaja; eso es indigno de ti.
La clave entonces es amarse a sí mismo…

Y al prójimo como a ti mismo. Si no te amas a ti, no amas a Dios, ni a tu hijo, porque te estás apegando, estás condicionando al otro. Acéptate como eres; lo que no aceptamos no lo podemos transformar, y la vida es una corriente de transformación permanente.

jueves, 16 de mayo de 2013

ALITAS, DULCE MISTERIO

Te confieso que en un sueño yo te vi
eras luna con alitas para mí
eras un jazmín del cielo desplegándote en mi piel
yo pensaba enamorarte y un besito te robe
eras la luna llena sombreada de tinta y de papel

Y lo cierto es que no quise despertar
si era un sueño y yo te amaba mas y mas
era almíbar tu cintura caramelo mi canción
yo quería darte el cielo con dos rayitos de sol
y me enrede en tu pelo sobre tu pañuelo fuimos dos

Este gran amor nunca amaneció
cuando desperté de esta quimera de pasión
perdoname quererte tanto
perdona mi guitarra mi delirio
tu nostalgia mi vieja canción
perdóname quererte tanto
perdóname este sueño corazón

Te busqué hasta en las espinas del cardón
y en las hojas amarillas por el sol
y te encadené a mi pecho
aunque el preso aquí soy yo
en la cárcel más hermosa pintada en suave color
ángel de ojitos negros murmullo del cielo que amo yo

Quién diría tanto tiempo y hoy con vos
como viento en las estrellas nuestro amor
como duendecitos locos de misterio y bendición
fuimos hasta el campanario que una vez nos encontró
trayendo en año nuevo orquídeas de fuego desde el sol.


video

viernes, 8 de marzo de 2013

pensando en la mujer.... en el encuentro...

Pensar-actuar-vivir otros paisajes éticos:
Denise Najmanovich

Hoy quiero presentar esta narración en  un paisaje diferente  al  usual en la reflexión académica. Con ese objetivo voy a presentar una cita del libro-homenaje de Margarete Buber-Neumann a su gran  amiga Milena Jesenská, titulado “Milena”. Se trata de un episodio que vivieron estas portentosas mujeres en el Campo de Concentración donde se conocieron: 

Una amistad íntima es siempre un regalo fabuloso. Pero si esta fortuna, además, tiene lugar en el descorazonador ambiente de un campo de concentración, puede convertirse en el único sentido de la existencia. Estando juntas Milena y yo superamos el insoportable  presente. Pero nuestra amistad, con su fuerza y exclusivismos, se convirtió también en algo más: una abierta protesta contra la humillación. Las SS podían prohibírnoslo todo, degradarnos convirtiéndonos en números,
amenazarnos con la muerte, esclavizarnos: en los sentimientos que nos unían seguíamos siendo libres e  intocables. Habíamos llegado a finales de noviembre cuando por primera vez nos atrevimos a tomarnos de la mano, cosa que estaba severamente prohibida. Íbamos así en la oscuridad por el callejón  del Campo, en silencio, con extraños pasos largos semejantes a los de una danza, contemplando la pálida luz de la luna. El viento estaba totalmente calmado. En algún lugar, fuera, lejos de nosotras se arrastraban los chanclos de madera de las demás. Para mí solo existía la mano de Milena en la mía y el deseo de que nuestro encuentro no terminara. Entonces  sonó la sirena del toque de queda. Todas corrieron hacia los barrancones. Pero nosotras dudábamos, no queríamos separarnos, nos cogimos con más fuerza. Los gruñidos del vigilante se acercaban más y más aún...


He elegido este párrafo porque me  ha conmovido profundamente, porque presenta de una manera a mi juicio enternecedora y terrible nuestra frágil y potente condición humana y también porque todo ello reclama profundamente por una nueva perspectiva para pensar tanto la corporalidad como la subjetividad, lo personal y lo social, lo ético y lo estético. Reclama que seamos capaces de
encontrar nuevas metáforas, que sólo podrán nacer a partir de nuevas formas relacionales, de búsquedas que estimulen  las prácticas de la libertad y el entramado de los afectos, que sigan el camino de las “pasiones alegres” y que así nos alejen de la tenebrosa sombra de los Campos.
Frente a esta inmensa expresión de  humanidad no podemos ubicarnos como meros espectadores. Más aún desde esa  perspectiva desapasionada y neutral probablemente no veríamos nada: el gesto se diluiría en el conjunto de los otros cuerpos y signos. La inmensidad del gesto salta a la vista sólo cuando somos capaces de resonar con él, de entramarlo en nuestra historia, de percibir a través
de otros cuerpos (los de las letras) este momento mágico, esa comunión de dos seres en, por y a través de sus cuerpos significados, emocionados, vivos a pesar de las instrucciones, de las reglas del campo, de la maquinaria de dominio, de las razones en contrario.
Es cierto que el gesto podría haber sido  otro, pero también es necesario darse cuenta que sea cual fuere ha de ser corporal y ha de cobrar sentido en función de nuestra historia, sensibilidad, búsquedas,  expectativas y capacidad imaginaria.
Los encuentros –y desencuentros humanos- no se inscriben en una sola dimensión. Dibujan siempre paisajes complejos formando configuraciones y constelaciones multidimensionales.  ¡Qué pobreza sería si encerráramos a Margarete y Milena sólo  en un cuerpo biológico! ¡Qué limitación suponer que el sentido está establecido de una vez  para siempre en la gramática! ¡Qué lamentable pérdida si no nos vemos a nosotros mismos produciendo en nuestro encuentro con el texto la emoción y el sentido que le dan cuerpo a esta escena!
Más aún, ese paisaje cobra profundidad y relieve en la estética grisácea y patética de los campos, entre los gritos de los guardias y el temor de las otras prisioneras, en el recuerdo de los testimonios que hemos escuchado de los sobrevivientes, ante las imágenes siniestras de infinidad de películas que hemos visto. Los cuerpos de esos pabellones aterradores, los delantales y los chanclos, el humo de
los crematorios forman parte de la trama  corporal, inmensamente significativa, que se teje en esta historia.  
Este paisaje sólo se siente a partir de una ética, se crea desde una estética, cobra sentido en una corriente de vida, adquiere su intensidad en lo político, nos conmueve en nuestra emocionalidad, nos golpea desde su significado, nos impulsa desde su intensidad, nos deja en silencio en su desborde de posibilidades. En suma: hacemos cuerpo con el relato y participamos de su significado.
Desde que la leí esta historia por primera vez, llevo grabada la imagen de esas dos mujeres asombrosas caminando de la mano por el Campo de concentración, creando un paisaje propio para habitar su  humanidad -y hasta la nuestra- en un gesto de ternura e irreverencia impensable  en la  lógica de la disciplina y la fatalidad del campo pero posible, vivo y potente en los paisajes que crea el afecto, la vitalidad y la lucidez.  Para gozar este paisaje tenemos también nosotros que salir de las estrechas casillas que cuadriculan la experiencia según los cánones de la modernidad. Precisamos crear  figuras de pensamiento que desborden los diques que contienen al cuerpo dentro de la “máquina biológica”, que hacen del significado un mero formalismo planeando  en el mundo límpido de la gramática universal, que desprecian la emoción y la sensibilidad porque las suponen fuente
de error para una razón (que paradójicamente suponen independiente e inconmovible). Se trata entonces de formar otros “corpus” de sentido, de buscar otras tramas posibles, de entramar el cuerpo al sujeto y éste a los otros y al cosmos en innumerables historias posibles y cada vez más necesarias.

lunes, 18 de junio de 2012

Dos personajes...


“Decir” y “Hacer” son familia, inquietos, extraños. Decir es simple, directo, cordial, diplomático y aunque lo disimule, travieso. Hacer es más bien, un poco loco, responde más al corazón que a la razón, se deja llevar con más facilidad.

Decir se permite escuchar otras voces, no se acostumbra a quedarse calladito, aunque lo intenta. Hacer atiende, impaciente mueve sus dedos como si fueran teclas de piano.

Decir se colma de discursos, Hacer no le cree demasiado; se resiste a quedarse a su lado, quiere hacer lo que le gusta e intenta jugar solo.

Decir trata de escuchar, hacer encajar cada palabra, muchas no encuentran un lugar en el orden que conoce, se les escapan. No se deja convencer, sospecha de argumentos, se siente expuesto… le tiembla la voz (aunque no lo quiera demostrar)

Como buen hermano, Hacer va de inmediato a ayudarlo. Casi siempre lo consigue, lo resguarda, sabe que es más sensible. Y puede contradecirlo y aún hacerlo callar.

Decir entiende que escuchar lo desestabiliza un poco. Hacer se impone. Calma, cuida y, a veces, silencia a los otros. Eso conserva la paz… por un tiempo. Hasta que ellos decidan.


Ro.Ninayux

lunes, 19 de septiembre de 2011

Tal vez...

Tal vez tú necesites hablar,
que te digan la verdad,
alguien que pueda escuchar tus sueños.

Tal vez alguien con quien caminar,
que le guste tanto el mar,
y que pueda compartir su vida.

Tal vez un amor sin dolor que no haga daño.
Alguien que dé el corazón sin nada a cambio.
Una ilusión que tal vez, tal vez pueda ser yo.

Tal vez alguien que te trate bien,
alguien que te deje ser,
para que puedas amar tranquila.
Tal vez un amor sin dolor...
Siente como te amo...toma mi mano, ven a soñar...
deja todo lo malo porque te pesa para volar....
una vez, una mas, ahora duerme aqui estoy...
mi lugar es aqui cuidandote...


Sin Bandera

lunes, 12 de septiembre de 2011

miércoles, 23 de marzo de 2011

cosas q llegan...

He aprendido....que nadie
es perfecto
hasta que no te enamoras.
He aprendido que....la
vida es dura
pero yo lo soy más!!

He aprendido que....las
oportunidades no se pierden nunca
las que tu dejas
marchar...las aprovecha otro..

He aprendido que....cuando
siembras rencor y amargura
la felicidad se va a otra
parte.

He aprendido...que
necesitaría usar siempre palabras buenas...
porque mañana quizás se
tienen que tragar.

He aprendido...que una
sonrisa es un modo económico
para mejorar tu aspecto.

He aprendido...que no
puedo elegir como me siento...
pero siempre puedo hacer
algo.

He aprendido que...todos
quieren vivir en la cima de la montaña...
pero toda la felicidad
pasa mientras la escalas.

He aprendido que...se
necesita gozar del viaje
y no pensar sólo en la
meta.

He aprendido que...es
mejor dar consejos sólo en dos circunstancias...
cuando son pedidos y
cuando de ello depende la vida.

He aprendido que...cuanto
menos tiempo derrocho...
más cosas hago.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Marc Anthony - muy dentro de mi

Sólo quiero que vuelvas a mí
para otra vez poder sentir
lo que es amor
estaba muerto de dolor.
Sin ti mi vida ha sido gris
y no hay nada que me haga más feliz
que escuchar tu voz,
junto a mi.
Hoy contigo se lo que es vivir
sin tu amor yo no quiero seguir
ya no tengo miedo a amar
esta vez no tengo miedo a amar.
Oh que bello es amarte así
que suerte es tenerte a ti
y escuchar tu voz,
junto a mi.

Todo el tiempo que estuviste aquí
y nunca te vi
y la luz de amor brillaba ardiente en tu mirar
que ciego fui (que ciego fui)
nunca te vi (nunca te vi)
y hoy te siento muy dentro de mí.
Esa llama de amor sólo la enciendes tú
como extraño ver tu rostro bajo el cielo azul
que ciego fui (que ciego fui)
nunca te vi (nunca te vi)
y hoy te siento muy dentro de mí.
Y pensar que hoy vives en mi
y no sabía que podía existir
éste amor entre los dos
hay tanto amor entre tú y yo.

Tus palabras me llenan a mi
me motivan y me hacen sentir,
libre
oídas en mi.

miércoles, 20 de octubre de 2010

una hermosa cancion..


Letra en Castellano She de Elvis Costello

Ella puede ser la cara que no puedo olvidar,
Un rastro de placer o arrepentimiento,
Puede ser mi tesoro o el precio
Que tengo que pagar.
Ella puede ser la canción que el verano canta,
Puede ser el frío que el otoño trae,
Puede ser cien cosas distintas
Dentro de lo que mide un día.
Ella puede ser la bella o la bestia,
Puede ser la hambruna o el banquete,
Puede tornar cada día en un cielo o un infierno.
Ella puede ser el espejo de mis sueños,
Una sonrisa reflejada en un arroyo.
Ella puede no ser lo que parece
Dentro de su caparazón.
Ella, que siempre parece tan feliz en la multitud,
Cuyos ojos pueden ser
Tan privados y tan orgullosos.
Nadie tiene permitido verlos
Cuando lloran.
Ella puede ser el amor
Que no puede esperar que dure,
Puede venir a mí desde las sombras del pasado
Que recordaré hasta el día en que muera.
Ella puede ser la razón por la cual sobrevivo,
El porqué por el que estoy vivo,
La que cuidaré
A través de los años duros pero respetables.
Yo, tomaré su risa y sus lágrimas
Y las convertiré a todas en mis recuerdos
Porque adonde ella vaya, yo tengo que estar.
El significado de mi vida es ella.
Ella, ella, ella.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Si Va A Ser... Será


No me importa cuando ni como,
Ni donde vaya a ser,
No quisiera apurar al tiempo.
No me importa si estas sola,
tampoco con quien,
si va a ser, sera en su momento.

Y aunque muera por tu amor,
En este oscuro y profundo silencio,
Que se extiende hasta sentir q estoy muriendo,
Seguire diciendo.

Que no me importa si estas cerca o estas lejos,
Descubrí q nuestro amor no tiene tiempos,
Y no me importa tu pasado ni tu cuerpo,
Por mil vidas yo te espero.
Y no me importa lo q digan los ajenas,
Porque todo lo q siento pasa adentro,
Y no me importa nada y seguire diciendo,
Si va a ser, será en su momento.

Pero importa q comprendas,
Todo tiene un porque,
Y todo llegara y será eterno.
Cuando el tiempo nos encuentre,
Se va a detener,
Todo el universo en el momento.

Y hoy te espero con mi amor,
Y ya no aguanto pero espero el silencio,
Aunque sienta q estoy muriendo por q no
llegas,
Seguire diciendo.

Que no me importa si estas cerca o estas lejos,
Descubrí q nuestro amor no tiene tiempos,
Y no me importa tu pasado ni tu cuerpo,
Por mil vidas yo te espero.
Y no me importa lo q digan los ajenas,
Porque todo lo q siento pasa adentro,
Y no me importa nada y seguire diciendo,
Si va a ser, será en su momento.

Y no me importa y seguiré diciendo,
Si va a ser, será en su momento.

miércoles, 9 de junio de 2010

martes, 18 de mayo de 2010

Y Llegaste Tu

Letra Y Llegaste Tu de Sin Bandera
Yo solía pensar que sabía quien eras tú
no sabía que dentro de ti yo iba encontrar la luz
no sabia que existía un mundo así
no sabía que podía ser tan feliz
Y la vida pasaba de largo vacía sin emoción
no había nada flotando en el aire abrazándome el corazón
y llegaste tú y el mundo me abrazo
y llegaste tú y el mundo se paro
Coro
Y llegaste tú y me sorprendió
el poder que había en este amor
y llegaste tú una bendición
aún recuerdo el momento en que todo cambió
y llegaste tú y me sorprendió
el poder que hay en este amor
y llegaste tú, una bendición
aún recuerdo cuando llegaste tú
Hoy que estoy en tus brazos recuerdo mi soledad
y me río pensando en las veces que yo te dejé pasar
y llegaste tú y el mundo me abrazó
y llegaste tú y el mundo se paró
Coro

jueves, 1 de octubre de 2009

"EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS " de Mario de Andrade

“Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora...
Me siento ... como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros.
Me molestan los envidiosos que tratan de desacreditar a los más capaces para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa... Sin muchas golosinas en el paquete...
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír de sus errores. Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora. Que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad humana. Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas….
Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí, tengo prisa, pero por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna, de las golosinas que me quedan…
Estoy seguro que serán más exquisitas, que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera, llegarás..."

sábado, 19 de septiembre de 2009

La identidad en movimiento

La identidad cultural no es una vasija quieta en una vitrina de un museo. Está en movimiento, cambia constantemente. Es continuamente desafiada por una realidad que también es dinámica. Yo soy lo que soy, pero también soy lo que hago para cambiar lo que soy. La pureza cultural no existe, como no existe la pureza racial. Afortunadamente, todo está muy mezclado a partir de cosas que a veces vienen de afuera; lo que define el carácter de un producto de cultura —sea un libro, un baile, una expresión popular, un modo de jugar al fútbol— nunca está en su origen, sino en su contenido. Una bebida típica de Cuba como el daiquirí no tiene ningún elemento cubano: el hielo vino de fuera al igual que el limón, el azúcar y el ron. Colón trajo el azúcar de las islas Canarias. Sin embargo el daiquirí es cubanísimo. Los churros andaluces vienen de Arabia. Las pastas italianas provienen de China. No hay nada que pueda ser calificado o descalificado a partir de su origen. Lo que importa es lo que se hace con eso y en qué medida una colectividad puede reconocerse en un símbolo que tiene que ver con su modo preferido de soñar, vivir, danzar, jugar, amar.Eso es lo bueno del mundo, que de las mezclas incesantes van surgiendo nuevas respuestas a nuevos desafíos. Pero hay una indudable tendencia actual —resultado de la globalización obligatoria— a la uniformización que en gran medida tiene que ver con la concentración de poder en los medios de comunicación dominantes.
Eduardo Galeano.

domingo, 23 de agosto de 2009

miércoles, 24 de junio de 2009

jueves, 4 de junio de 2009

q mañana tan triste...
q tarde tan deshabitada....
sin tu presencia....
sin tus palabras...
sin tus caricias a mi alma...
he pensado en quien eres para mi...
quien eres en mi...
y llego a la conclusión q pensar en vos...
es pensar en mi propia vida...
en alguien q impregna mi alma....
q anima mis sueños....
q enciende sonrisas...
y alimenta esperanzas...
pensar en el ritmo de mis latidos...
acompasados a tu nombre...
somos, solamente como

delirios reciprocos...

miércoles, 3 de junio de 2009

ROSANA - LLEGAREMOS A TIEMPO (A LAS BUENAS Y A LAS MALAS)

Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro,
Si te quitan la teta y te cambian de cuento
No te tragues la pena, porque no estamos muertos
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo

Si te anclaran las alas, en el muelle del viento
Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo
Llegaras cuando vayas más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo…

Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la respiración
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo, te eché un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar

Si robaran el mapa del país de los sueños
Siempre queda el camino que te late por dentro
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo…

Mejor lento que parado, desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la imaginación
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo te eché un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar

Solo pueden contigo, si te acabas rindiendo
Si disparan por fuera y te matan por dentro
Llegaras cuando vayas, más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo…

lunes, 1 de junio de 2009

El mensaje del día de hoy es:

La vida es corta, rompe las reglas, perdona rápidamente, besa lentamente, ama de verdad, ríe incontrolablemente y nunca lamenta nada de lo que te hizo sonreír.
La vida no puede ser la fiesta que esperábamos, pero mientras estamos aquí debemos bailar.